Mujeres: pasión y fútbol

Este sábado se retoma el campeonato femenino, luego de cuatro fechas sin jugar, ya que se encontraba jugando la sub trece.

Vuelve la Liga Femenina

¡Están todas ansiosas por volver a jugar! Ese es el sentir de todas, ya es su segundo campeonato y los cambios se van notando.

En estas fechas el plantel femenino se ha estado preparando con entrenamientos para volver con todo. Conoce qué piensan, sienten y cómo se vive esta pasión en Putaendo.

Fútbol femenino en Putaendo

Entrevista a plantel femenino de fútbol del Club Deportivo y Social de Putaendo

Desde Putaendo Libre hemos realizado una entrevista colectiva a todo el plantel femenino. Veamos qué dicen ellas…

¿Cómo comenzó todo esto?

A fines de enero 2019. Por una obligación de los clubes de fútbol de presentar equipos femeninos. El reglamento comenzó en el mes de enero.  Algunas chiquillas ya se habían dedicado antes a esto, así que venían motivadas.

Esto partió como una obligación a la institución de fútbol masculino, pero se mantuvo por nuestra pasión e interés en seguir asistiendo. Nosotras queremos que se visibilice las ganas de seguir que tenemos, no contamos con los recursos, pero vamos, venimos a entrenar, seguimos.

Generó un cambio en todas nosotras. Nació una nueva obligación; hace muchos años esto no era oficial, si bien nosotras teníamos interés, hoy se abrió la oportunidad.

Claramente se ve la diferencia entre el fútbol femenino y masculino, es celebrado distinto, la audiencia es diferente. Hemos generado bastantes cambios, hoy los sábados son de las mujeres. También está la liga contra la violencia. Hemos generado revuelo.

Los domingos se sociabiliza en las redes sociales los puntajes, quien gana. A todas nos apasiona esto y ojalá hubiéramos ganado mucho. Creemos que esto es un deporte, no es solo un triunfo. Va más allá.

¿Las ha entrevistado algún otro medio?

No, para nada. Solo suben los resultados de los partidos los fines de semana en la cuenta de  Putaendo Deportes.

Esta es la primera liga femenina, se han roto los viejos esquemas. Nuestro primer partido estuvieron los concejales, mucha gente. Creemos que debería haber más ayuda durante la liga, no los hemos vuelto a ver desde entonces.

Sin embargo, cuando se ha ido a solicitar ayuda al administrador municipal, lo hemos tenido. Nada que decir.

¿Cómo es su trabajo dentro y fuera de la cancha?

Nuestro trabajo sigue. Muchas somos mamás, los profes trabajan a full todo el día y después venimos a entrenar tarde.

Hemos logrado compatibilizar nuestros tiempos familiares con el entrenamiento. A veces nos cuidan a los niños, otras veces logramos que ellos vengan a la cancha.

Es un ambiente muy familiar, nuestra gente nos apoya mucho en esto y eso es muy importante. De hecho, nuestros niños ya se están interesando harto en el deporte.

Tenemos grandes figuras en el futbol femenino en Chile, llevan años, ya no somos los “bichos raro”.

Nosotras fuimos el último equipo en conformarse en plantel femenino, no hemos tenido tanta preparación ni recursos o implementos para entrenar, pero aquí estamos.

Si bien se le da mayor apoyo institucional al equipo masculino. A nosotras nos facilitan el estadio de La bombonera para entrenar 2 horas los lunes, y nada más.

Los profes tienen experiencia en entrenar a equipos de mujeres en Unión San Felipe. Hemos recorrido un largo viaje de entrenamiento con las chiquillas, sobre todo en crear una disciplina y ritmo de trabajo.

De a poco se ha ido logrando ese compromiso, si bien hay dificultades con el tema de tener los materiales para entrenar, se ha ido buscando la solución.

¿Cuáles son sus sueños?

Superarnos día a día a nosotras mismas. Seguir obteniendo triunfos. Hace muy poco que estamos y ya cosechamos el primer triunfo del año, ya sabemos jugar a la pelota y estamos motivadas. Venimos a pasarla bien y mejorar. Crecer nosotras como club.

¿Cómo es la competencia en el fútbol femenino?

Hay equipos con los que está todo súper bien y hay otros que van con otras intenciones. A veces se pega más fuerte. Se pega mucho más que en los masculinos, es mayor la competencia entre mujeres. Estamos muy comprometidas con esto.

¿Cómo es el panorama de la mujer hoy día?

El fútbol femenino se ha ido masificando e incorporando al deporte. A nivel nacional hemos visto a una selección femenina que ha hecho una gran campaña, estamos todas mucho más empoderadas con el deporte. Es un gran ejemplo para nosotras.

Nosotras venimos a sacar la voz por la diferenciación que se da en el fútbol. Si bien en la cancha las reglas son las mismas para el fútbol femenino y masculino, nosotras vivimos las cosas con mayor significancia, con más pasión.

Ojalá viniera más gente a ver los partidos.

Creemos que cada triunfo es de toda la familia, de todos los que nos están apoyando. No es lo mismo jugar con 5 personas en la barra que con todas las familias celebrando, gritando.

Hay que dejar de ver al fútbol femenino como “el fome”, porque realmente no lo es. Hoy día los sábados las canchas se llenan, hay más publico en el fútbol femenino, es más familiar, más sano por así decirlo. Jugamos con niños chicos antes, no se vende alcohol (como sí se hace los domingos en el fútbol masculino).

¿Cómo ha impactado el hecho de jugar al fútbol en sus luchas personales?

Se ha creado una sintonía muy importante y agradable, somos un grupo de amigas. Muchas de nosotras tenemos niños y se hacen amigos también. Dedicamos gran parte de nuestro tiempo en esto aunque nos falte apoyo. Seguimos para adelante. La amistad que se formó es muy hermosa.

Creemos que lo mejor es la perseverancia que tenemos, a pesar de que no ganábamos, nos seguíamos esforzando para lograr los triunfos. Además, el deporte mejora la vida, la salud, nos reímos. Es bien grato el ambiente que tenemos entre nosotras como equipo.

Nosotras somos una gran familia.

Quedan todos cordialmente invitados a seguir los partidos del equipo femenino de fútbol del Club Social y Deportivo Putaendo todos los sábados.