Minera Vizcachitas Holding presenta proyecto para realizar 350 nuevos sondajes en Las Tejas

Ante el Servicio de Evaluación Ambiental de Valparaíso, la minera de capitales canadienses presentó una nueva Declaración de Impacto Ambiental, cuyo objetivo es realizar una nueva campaña de sondajes mineros en la comuna de Putaendo.  

Nueva Declaración de Impacto Ambiental de Vizcachitas

La comunidad expresa su disconformidad y se organiza junto a la autoridad municipal, para oponerse a esta iniciativa. 

El 7 de junio de 2019, la Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Valparaíso dio admisibilidad a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), presentada por la Minera Vizcachitas Holding. Esta empresa de capitales canadienses, es propiedad en un 100% de Andes Copper Ltd. 

¿Qué es una Declaración de Impacto Ambiental (DIA)?

Una Declaración de Impacto Ambiental, es la presentación de un documento descriptivo de una actividad o proyecto que se pretende realizar, o de las modificaciones que se le introducirán, cuyo contenido permite al organismo competente evaluar si su impacto ambiental se ajusta a las normas ambientales vigentes. La Admisibilidad significa que las autoridades competentes emitirán su opinión sobre dicho documento.  

Un proyecto con muchas controversias  

Esta nueva DIA presentada por Vizcachitas Holding, busca la autorización para realizar una campaña de 350 sondajes, en un plazo de 48 meses (2019 – 2023), en el Sector de Las Tejas, Putaendo, para lo cual contratarían un máximo de 100 personas, en una inversión estimada en 25 millones de dólares.  

Recordemos que, en el Sector de Las Tejas, desde el año 1993 al 2017, ya se han realizado 166 sondajes, cuya última campaña de 20 sondajes realizada en los años 2015 – 2017, resultó con múltiples cuestionamientos debido a las denuncias presentadas por la comunidad putaendina.

Antecedentes y sanciones a Vizcachitas Holding

Como resultado de lo anterior, la Dirección General de Aguas (DGA) ordenó el cierre de las faenas, por usurpación de aguas, desvío del cauce del río y realizar sondajes en el lecho del río. Este último asunto abrió una investigación de la Unidad Medio Ambiental de la DGA, que a esta fecha aún se encuentra en investigación.  

Antes de eso, el año 2008, la empresa presentó una DIA para la realización de 200 sondajes mineros, que fue rechazada por el SEA.

No obstante, igualmente ejecutaron el proyecto de manera fraccionada, lo que también sirvió de base para el proceso sancionatorio que llevara adelante la Superintendencia del Medio Ambiente el año 2017, que derivó en un Programa de Cumplimiento, que ha permitido a Vizcachitas Holding evitar una millonaria multa y se encuentra en etapa de aplicación. 

Por otra parte, la DIA de regularización de los sondajes aprobada el 3 de abril recién pasado, ignoró observaciones de algunas reparticiones públicas como el SAG, la DGA y la Municipalidad de Putaendo, que exigían un Estudio de Impacto Ambiental.

Además, dos días antes de la votación se pidió la renuncia del SEREMI del MOP, siendo reemplazado por Rodrigo Sepúlveda, de quien recientemente se conoció de sus relaciones con consultoras de evaluación ambiental. 

Reacciones de la comunidad putaendina 

El descontento de la comunidad de Putaendo, se debe a que este proyecto minero se ubica en el lecho del Río Rocín, principal afluente del Río Putaendo, el que ya fue declarado agotado el año 2004 (1) por la DGA.

De acuerdo con lo señalado por Mauricio Quiroz, profesional de la Municipalidad de Putaendo:

“Este proyecto vendría a multiplicar por tres o cuatro veces la destrucción de la cordillera putaendina

«Por otra parte, hay otros cuatro proyectos de gran magnitud, que están esperando la suerte que pueda correr Vizcachitas Holding, para iniciar sus proyectos de exploración y sondajes. El ingreso de la Gran Minería a la cuenca del Río Putaendo es la destrucción del único ecosistema de montaña del Chile central que, hasta ahora, no ha sido tocado por la minería del cobre”

Putaendo Resiste

Por su parte, Patricia Fuentes, presidenta de la Agrupación Ambiental Putaendo Resiste, señaló “hoy comienza la verdadera lucha para defender nuestra tierra y expulsar la gran minería de Putaendo”.

Asamblea informativa en Putaendo

Por la misma razón, se convocó el 13 de junio de 2019 a vecinos, dirigentes y autoridades políticas a una Asamblea Informativa, con el propósito de dar a conocer esta nueva intervención, a la que llegaron dirigentes sociales, ambientales, concejales y representantes territoriales de los diputados Diego Ibáñez, Carolina Marzán y del Senador Juan Ignacio Latorre.  

En la oportunidad el abogado Alvaro Toro, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), realizó una exposición acerca de las alternativas que tiene la comunidad putaendina para oponerse al proyecto minero.

Se señaló que las gestiones jurídicas ocupan un rol secundario donde la organización y movilización de la comunidad son lo más relevante. 

En la oportunidad, se acordó iniciar una campaña para realizar una masiva solicitud de Participación Ciudadana, la que, aunque no es vinculante, representa una oportunidad concreta de manifestar a las autoridades el rechazo a este proyecto.

Participación ciudadana, APRs presentes

Al respecto Sara Gómez, presidenta del APR de Guzmanes, informaba, de la convocatoria que realizaran para que sus socios se sumen a esta iniciativa y señalar con vehemencia que “mientras corra sangre en las venas, no nos van a doblegar, acá estaremos para servir y defender nuestro territorio y derechos” 

Cómo enfrentar la amenaza de la Gran Minería en el Valle de Putaendo

El día sábado 15 la Municipalidad de Putaendo, realizó el taller “Cómo enfrentar la amenaza de la Gran Minería en el Valle de Putaendo”, el que fue presentado por Alejandro Villa, geógrafo especializado en la evaluación ambiental de proyectos mineros, quien tiene en su curriculum haber sido SEREMI de Medio Ambiente y evaluador ambiental del SEA.

Se puso énfasis en hacer un llamado a la comunidad a realizar sus aportes de información y a mantenerse unida. 

Apoyo parlamentario

Este proyecto minero pone en riesgo el único valle transversal de Chile que no ha sido tocado por la Gran Minería en Chile. Esto ha concitado la preocupación y apoyo de múltiples sectores de la sociedad.

A la Asamblea de Putaendo Resiste, llegaron representantes de los diputados Diego Ibáñez, Carolina Marzán y del Senador Juan Latorre, todos de la región.  

Francisca Bello, Encargada Territorial del Diputado Diego Ibáñez señaló:

“La minería como tal, es una actividad que considera situaciones de riesgo, tanto para la salud y vida de trabajadores y población aledaña. Un ejemplo de riesgo minero para la salud de la población es la contaminación de las aguas para consumo y riego con metales pesados, algo recurrente en las ciudades y poblados del norte de Chile. Nuestro compromiso es la defensa del Valle del Aconcagua. creemos que el nuevo proyecto de la Compañía Minera Vizcachitas Holding podría generar riesgos a la salud de la población por la cantidad de residuos que podrían suponer 350 sondajes y 124 plataformas. Asimismo, corresponde revisar los efectos adversos significativos sobre el suelo, agua y glaciares. Pondremos más esfuerzos en la fiscalización y ejerceremos todos los recursos legales y administrativos que nos otorga el ordenamiento jurídico”. 

Por su parte, el Senador Juan Ignacio Latorre manifestó:

El proyecto Vizcachitas en Putaendo está generando mucha amenaza e incertidumbre a la comunidad, por un lado amenaza a los glaciares, que son reserva de agua dulce”…”Por otro lado, las irregularidades en cuanto a la aprobación por parte de Seremis que tendrían conflictos de interés con las consultoras que hicieron la declaración ambiental, por eso nosotros vamos a apoyar desde la senaturía que se haga un estudio serio de impacto ambiental, con participación ciudadana y para eso vamos a juntar firmas por parte de la ciudadanía donde nosotros vamos a ayudar en ese proceso, porque creemos que es un proyecto suficientemente grande y amenazante como para que tenga solo una declaración ambiental y no una evaluación ambiental. Creo que es un proyecto emblemático y la comunidad de Putaendo me parece que tiene que defender el agua, la comunidad en cuanto a la vocación turística, la agricultura, la agricultura familiar campesina y no someterse o subordinarse a los intereses económicos de la gran minería.” 

Llamado a expresar la oposición ciudadana al proyecto 

En el proceso de evaluación ambiental, la DIA abre la posibilidad de otorgar la participación ciudadana de la comunidad, el que debe ser solicitado por al menos 10 personas naturales o dos personas jurídicas vigentes.

Al respecto, la Municipalidad de Putaendo y los dirigentes sociales y ambientales, han llamado a la ciudadanía a solicitar masivamente la Participación Ciudadana a través de una carta que debe ser completada por cada persona de manera voluntaria e individual. Este proceso, si bien no es vinculante, es una buena oportunidad para expresar de manera contundente el rechazo a este proyecto.  

De acuerdo con lo informado por Pablo Aranda de la Unidad de Medio Ambiente de la Municipalidad de Putaendo, hay plazo hasta el 15 de julio para ingresar estas solicitudes al sistema.

Patricia Fuentes, insiste “los daños que esta empresa puede ocasionar son gravísimos, ya nuestras aguas se contaminaron cuando hicieron 20 sondajes, y no olvidemos que estamos ante una empresa que ha tenido una conducta irresponsable, que ha trabajado ilegalmente, que miente descaradamente a nuestros vecinos, es por eso que llamamos a la comunidad a hacer frente a a esta amenaza, unidos con decisión, con valentía, a que los vecinos se informen a no creer en mentiras, les pedimos que embanderemos nuestras casa, que pongamos letreros en nuestros vehículos, Putaendo es de nuestros hijos y es de nuestros antepasados, que nuestros padres e hijos se sientan orgullosos de nosotros» puntualizó.