90° edición de la Chaya de Putaendo 2020: la fiesta del pueblo comenzó

La fiesta de la chaya de Putaendo 2020

Cuando llega el mes de febrero la sociedad putaendina comienza a respirar otro aire, una atmósfera de carnaval.

El pueblo se apodera en su conjunto de las calles y principalmente de la plaza pública, allí todos y todas pueden acceder a las celebraciones, a la libertad de sentir y bailar al ritmo de la música popular.

Pasa Calle popular

La celebración popular comenzó el viernes 14 de febrero cerca de las 20hs en el sector Puente de cimbra con un pasa calle popular bien colorido junto con Las Mimo y el Colectivo Cultural Queltegüe.

Luego, en procesión popular con cantos, bailes y tambores el primer pueblo libre de Chile se dirigió por calle Bulnes hacia la Plaza Cívica Arturo Prat, escenario del festival de la chaya 2020.

pasa calle popular en putaendo
chaya de Putaendo 2020

En esta noche especial tocaron Banda conmoción e Inti Illimani.

chaya de Putaendo 2020

Una noche muy importante con alto contenido social y de protesta popular. Todos los artistas en escena han hecho el llamado a no dejar las calles, la lucha sigue por amor y dignidad.

La chaya de Putaendo es el carnaval más largo de Chile, pues son dos semanas de fiesta popular, donde las manifestaciones artísticas expresan el patrimonio cultural de Putaendo en su máxima expresión: aglutina y hace convivir a ricos, pobres, religiosos y vagabundos quienes rompen con sus rutinas diarias para participar de las celebraciones.

Historias y saberes han sido transmitidos de generación en generación. La música pone a los cuerpos en movimiento, esto produce goce y una alegría de liberación, donde la energía fluye con la fuerza de las montañas andinas.

Por otro lado, ese movimiento también activa la resistencia al orden y a todo lo que quiera perturbar la perfección del valle.

En el carnaval de la chaya de Putaendo se evidencia uno de los periodos de mayor actividad económica y social del pueblo: es el espacio ideal donde se sale y se consume durante todos los días que dura la chaya, los comerciantes y artesanos ofrecen sus productos e incluso se quedan sin stock.

Esto demuestra claramente que la economía putaendina se puede traccionar mediante el turismo y actividades culturales de gran impacto, no mediante la minería contaminante. 

Putaendo sin mineras

En ese sentido, la gran mayoría de la sociedad putaendina aprovecha el espacio de la chaya para manifestarse en contra de la minería que pretende instalarse en el pueblo. 

Ante esto los putaendinos y putaendinas resistiremos y defenderemos con todos nuestros corazones la casa de todos y todas, para que no nos roben la vida.

El agua es de Putaendo

Putaendo Libre