Multitudinaria marcha en Putaendo por la aprobación de los 350 sondajes a espalda del pueblo

Si queremos seguir siendo libres de la contaminación y muerte, debemos mantener nuestra posición enraizada, firme en la defensa de nuestra tierra, de nuestra agua que por lógica debe fluir libre para llevar la vida de nuestras montañas a los campos, para que desde allí brote nuevamente la esperanza de vivir en este pacífico pueblo a los pies de la cordillera de los Andes.

En esta historia no se permite ninguna traición porque eso sería traicionar nuestras propias raíces que nos constituyen como putaendinos y putaendinas.

Necesitamos el agua para regar nuestras semillas y así permitir que broten y den frutos para las nuevas generaciones.

Todo el pueblo de Putaendo salió a las calles en contra de la minería

Hoy el compromiso de cada habitante de Putaendo se ha visto en las calles, pues salimos nuevamente a marchar y a informar acerca de lo que está sucediendo con nuestro pueblo.

Si usted no lo sabía el día 20 de abril de 2020, a espaldas de la ciudadanía, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso aprobó un proyecto de exploración de 350 sondajes.

Putaendo en contra de los 350 sondajes de Vizcachitas

Los 350 sondajes de Vizcachitas Holding (Andes Copper) a desarrollarse durante los próximos 4 años y suponen la construcción de plataformas de sondaje, acondicionamiento de huellas de acceso, construcción de piscinas de decantación de lodos de perforación y construcción de infraestructura para los campamentos de los cerca de 100 trabajadores que participarán de las faenas. Todo esto como fase previa de su explotación a gran escala.

“El área en la que se inserta el proyecto es una zona de valor ecológico, ambiental y de diversidad que contienen humedales y vegas, y determinan una elevada biodiversidad”. Es lo que señaló el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) al comentar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por la filial de Andes Cooper en mayo de 2019.

Andes Copper detrás de la minera Vizcachitas

A la minera canadiense Andes Copper no le importa la vida de ningún putaendino, ya que su único interés es el dinero y la codicia

En el transcurso de 2016 el laboratorio Hidrolab realizó un monitoreo de aguas superficiales del río Rocín, cerca de donde se desarrollaba la ilegal intervención de Andes Cooper.

Informe Hidrolab en Putaendo

Hidrolab -considerado el laboratorio de análisis de aguas más confiable en Chile- apuntó como probable responsable a la actividad minera e incluso mencionó la aparición de una espuma en el espejo del embalse. Por entonces existían 89 sondajes irregulares.

Dicho estudio de Hidrolab (2016) dio cuenta, en Putaendo, de concentraciones fuera de la norma de aluminio, cobre, manganeso y fierro, entre otros metales pesados, situación que fue informada al Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Sin embargo, este mantuvo en secreto la información pese a las graves consecuencias sanitarias que su decisión podía tener.

El 17 de abril de 2017 la SMA notificó, mediante Resolución exenta N°1/ROL D-012-2017, que la Minera Vizcachitas incurrió en “una falta gravísima” al realizar los trabajos de exploración, pedimentos y prospecciones sin contar con Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Lo mencionado en los párrafos anteriores constituye una prueba irrefutable del accionar poco ético e irresponsable de Andes Copper, pero el gobierno de Sebastián Piñera está dispuesto a sacrificar al primer pueblo libre de Chile y convertirlo en una nueva zona de sacrificio en la V región.

Intendente Jorge Martínez cómplice de la mienra

Así lo demuestra la particular complacencia que ha tenido el Intendente de Valparaíso Jorge Martínez, junto a todos los seremis regionales, quienes se compartan como si fueran accionistas de Andes Copper y no como autoridades que deben velar por el bien común de la región. 

Putaendo Resiste