Álvaro Toro, un incansable defensor de los pueblos

Álvaro Toro Vega, un incansable defensor de los pueblos, reparte su tiempo viajando entre las regiones de Chile, dando las peleas más desiguales que puedan existir: su Goliat son las corporaciones trasnacionales, entre ellas las mineras, que vienen a saquear nuestros recursos y bienes comunes en Chile y en América Latina.

Como ya sabemos, en Putaendo estamos dando la pelea contra la minera canadiense Andes Copper, que impulsa el proyecto minero Vizcachitas Holding en el sector Las Tejas.

Álvaro, quien es abogado de la Universidad de Chile, ha dedicado gran parte de su vida a colaborar en la defensa de comunidades en conflictos ambientales y lo hace ad honorem para las comunidades organizadas en la defensa de sus territorios, del agua y de sus recursos naturales.

Todo un trabajo a pulmón, por pura convicción y conciencia.

En 2019 el diario La Tercera lo definió como “uno de los abogados verdes más temido por las empresas”.

Pero ¿quién es realmente Álvaro Toro? Veamos un poco de su experiencia…

Álvaro Toro derribó el proyecto central termoeléctrica Castilla

Álvaro Toro es conocido como el abogado que en agosto del 2012 derribó definitivamente el proyecto Central Termoeléctrica Castilla, perteneciente al multimillonario brasileño Eike Batista,  en ese momento uno de las 10 personas más ricas de mundo, al ser acogido el recurso de protección presentado contra la Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) que aprobó de manera ilegal y arbitraria, y en forma separada dos proyectos del mismo titular e íntimamente vinculados. Con esto el empresario paulista buscaba poder construir la Central Termoeléctrica a carbón pulverizado más grande de latino américa, junto y prácticamente adosado a un Puerto de descarga de combustible, en la denominada Hacienda Castilla de su propiedad, ubicado en la comuna de Copiapó, Región de Atacama, y colindante con el territorio perteneciente a la Comunidad Agrícola Totoral. 

Álvaro Toro Vega, abogado representando, primero de la Comunidad Agrícola, y después de la Junta de Vecinos de Totoral,  como asesor jurídico del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), junto con otras organizaciones de la región como la Mesa Social de Atacama y  la Red Ambiental del Norte (RAN), colabora en diseñar e implementar una estrategia para impedir la aprobación del contaminante proyecto energético.

Asesora, prepara y tramita numerosas acciones jurídicas, administrativas y judiciales ante el Servicio de Salud, la Comisión Regional de Medio Ambiente (COREMA) de la III Región, la Contraloría General de la República, y dentro de ese marco estratégico comunitario, debe entenderse el recurso de protección presentado contra el Seremi de Salud y de la COREMA de la región de Atacama, que finalmente en agosto del año 2012 fue acogida en fallo unánime por la Tercera sala de la Corte Suprema, que anulo la RCA aprobada por la autoridad político administrativa, e impidió que un nefasto y contaminante proyecto energético de más de US$ 4.000 millones de dólares se materializara.

Lo más significativo es que los habitantes y vecinos de Totoral, junto a algunos pescadores artesanales de la aledaña bahía, no se doblegaron frente a las amenazas y dadivas que con insistencia ofrecieron los gerentes, abogados y lobistas del multimillonario brasileño. 

Álvaro Toro

Tal como dijo Álvaro: “Eran otros tiempos. No había tribunales ambientales y la única vía para acudir a tribunales y alegar una afectación al medio ambiente era a través de un recurso de protección”.

Álvaro Toro en OLCA

Hoy día, Álvaro Toro hace parte del equipo jurídico del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), que colabora  junto con otras y otros abogados como Sergio Millaman y María Elena Ugalde,   en la batalla judicial contra el proyecto Pascua Lama de Barrick ante el Primer  Tribunal Ambiental de Antofagasta.

Alvaro Toro Vega abogado de Putaendo

Álvaro Toro en defensa contra Barrick Gold

Recordemos que en junio de 2013 se presentó por un grupo de agricultores y regantes de la comuna de Alto del Carmen ante el  Segundo Tribunal Ambiental de Santiago una reclamación en contra de la Resolución Exenta N°477, de 24 de mayo de ese año, dictada por la Superintendencia del Medio Ambiente. La acción fue patrocinada por el abogado  Álvaro Toro Vega e ingresada con el Rol R-6-2013.  Y en sentencia del 3 de marzo de 2014 el tribunal resolvió acoger la reclamación  en contra de la Resolución impugnada por no conformarse a la normativa ambiental. Sentencia que terminó siendo ratificada por la Tercera Sala de la Corte Suprema en causa Rol N°11600-2014 del 30 de diciembre de 2014 al ser rechazados los recursos de casación en la forma y en el fondo impetrados por el titular del proyecto minero Compañía Minera Nevada, filial de la transnacional canadiense Barrick Gold. Desde esa fecha las faenas de construcción del proyecto minero Pascua Lama se encuentran suspendidas. Además,   ese mismo año con el apoyo del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), en representación  de un conjunto de agricultores y ganaderos de la comuna de Alto del Carmen, presento la primera demanda comunitaria ante tribunales ambientales especializados por el daño ambiental causado por la empresa minera canadiense Barrick  en el proceso de ejecución del proyecto Pascua Lama; y si bien no lograron obtener una sentencia favorable, aprendieron y denunciaron los límites de la legislación nacional.

Hoy, transcurrido ya más de 7 años con el proyecto paralizado, y después de múltiples batallas judiciales, se está ad portas que el Tribunal Ambiental  de Antofagasta en la causa R-5-2018 ratifique la sanción de Clausura Definitiva del Proyecto Pascual Lama y rechase la reclamación presentada por la empresa Barrick Gold.  Y ciertamente, si por alguna extraña razón el tribunal llegara a acoger los planteamientos del titular del proyecto Pascua Lama, la comunidad de Guasco Alto junto con sus abogados recurrirán nuevamente a la Corte Suprema para que se respete el derecho de los habitantes de la comuna Alto del Carmen a vivir en un medio ambiente sano.

Álvaro Toro y la defensa de la comunidad contra la termoeléctrica

También ha asesorado a la Comité Bulnes Sin Termoeléctricas,  de la región de Ñuble en la oposición ciudadana a la aprobación y construcción de la Central El Campesino, impulsado por la empresa Octopus en alianza con la Électricité de France (EDF), empresa multinacional francesa de generación y distribución eléctrica.

Se trata nuevamente de dos proyectos de la misma empresa íntimamente vinculados que se intenta aprobar de manera separada para no tener que evaluar los impactos acumulativos y sinérgicos que producirán.

Así, el Terminal GNL Penco-Lirquen que pretende construirse en la bahía de Concepción y la Central Termoeléctrica son rechazados por la población y organizaciones de las comunas de Bulnes, Penco, Tome y Concepción quienes se movilizan y oponen férreamente  a su aprobación; y hasta el momento ya por casi 10 años han logrado impedir la construcción de este mega desarrollo energético.

En ese ámbito, el abogado Toro Vega logro que la Corte Suprema anulara la RCA favorable del proyecto Terminal Marítimo aprobado ilegalmente el 17 de junio de 2016 por la Comisión del Evaluación Ambiental de la Región del Biobío. Esto al determinar el máximo tribunal de justicia en sentencia de causa Rol N°65.349-2016 del 30 enero 2017 que acogió  el Recurso de Protección presentado en representación de la Asociación Indígena Lafken Mapu, derogar la Resolución de Calificación Ambiental y ordenar la aplicación plena del Convenio 169 de la OIT  instruyendo al SEA Región del Biobío implementar la consulta indígena solicitada y exigida por la comunidad lafkenche de Penco.

Tal como Álvaro ha dicho en alguna ocasión:

“Nosotros los abogados no ganamos los juicios, es la comunidad empoderada que paraliza los proyectos. La institucionalidad jurídica no resolverá los problemas, sino que son las organizaciones a través de presiones y generando redes de base que tienen mayor peso que hacen inviables las aspiraciones industriales.

Álvaro Toro

Entonces al momento de presentar el recurso judicial, la presión es tan grande que caen los proyectos. Ejemplos: Castilla, HidroAysen, Dominga y Pascua Lama que se encuentra paralizado. Ese es el camino de las comunidades para librarse de estos negocios tan nocivos para todos.”

Buenas noticias para Putaendo

Hoy día, Álvaro Toro está dando la pelea,  junto con la abogada de Valparaíso,  Javiera Tapia, y  con las organizaciones locales como Putaendo Resiste, contra el proyecto minero Vizcachitas Holding.

El día miércoles 26 de agosto de 2020 con el fallo en la causa Rol N°12.567-2020 de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, la comunidad de Putaendo ha dado un gran paso: al ser acogido por la unanimidad de los ministros integrantes de la Cuarta sala el Recurso de Protección que presentó Putaendo Resiste en contra del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la región de Valparaíso  que negara de manera ilegal el derecho a la Participación Ciudadana oportunamente solicitada por más de 2.000 personas y organizaciones sociales de la zona.

Este fallo, además, anula la aprobación otorgada en la Resolución de Calificación Ambiental (Resolución Exenta N°11 del 11 mayo de 2020) que autorizaba la materialización de la campaña de nuevos sondajes de la Minera Vizcachitas de Andes Copper.

¡Hay equipo en Putaendo!

Álvaro Toro fue el abogado, junta a la jurista de Valparaíso, Javiera Tapia,  representante de todas y todos los firmantes de este recurso de protección presentado en marzo 2020 y del que hoy tenemos excelentes noticias, siendo un precedente en la comunidad de Putaendo en defensa de la vida, el agua, los glaciares y territorio.

Hoy, unirse como comunidad es clave para luchar por los conflictos socioambientales y lograr cambios.

¡Gracias Álvaro por tu tremendo aporte a la comunidad de Putaendo!